Un maquillaje para un día muy especial. Eso es lo que toda novia quiere… con lo que toda novia sueña… lo que todo el mundo desea. Será el modo en el que ella pueda sentirse segura y feliz. ¿Cómo consseguirlo? Dejándose asesorar por un profesional experto. Quizás haya mucha información imponible, quizás demasiada… así que…¿Nos dejas darte cuatro consejos básicos que, esperamos, te sean de utilidad? Ahí vamos:

  1. Maquillaje y vestido tienen que…casar

Quizás hayas pasado días, semanas y hasta meses, buscando el vestido perfecto… y seguramente lo último que quieres que pase es que ese vestido desentone con el maquillaje que has elegido para ese día. Así, y como norma Novia maquillandosegeneral, a un vestido de corte romántico y tradicional, le corresponderá un maquillaje suave. Si, por el contrario, tu vestido tiene características de alta costura y/o atrevimiento, el maquillaje habrá de ser, necesariamente, más marcado.

  1. Piensa en el lugar en el que te vas a casar

Un elemento muy importante, a tener en cuenta, es si vas a pasar la mayor parte del tiempo en un lugar cubierto o al aire libre. Si se hace en un lugar cubierto, que, normalmente, va a estar iluminado con luces artificiales, lo suyo sería que el maquillaje tenga tonos más marcados. De otro modo, el maquillaje lucirá pálido…lo mismo que lucirá excesivamente oscuro si, en ambientes exteriores, se utiliza un tono muy marcado. También hay que asegurarse que el maquillaje no contenga titanio, puesto que, en este caso, al utilizar flash, las fotografías mostrarán un rostro excesivamente pálido.

  1. El peinado

Al iSecretos para el maquillaje de una noviagual que sucede con el vestido, peinado y maquillaje también han de ir en consonancia. El peinado hacia atrás hará que todo el énfasis del impacto visual del rostro de la novia, se lo lleva la cara, que ha de lucir radiante. Además, las cejas y las pestañas han de estar especialmente cuidadas.

  1. No alejarse demasiado del aspecto habitual

Por mucho que se experimente con el maquillaje, la elegancia estará en no mostrar un aspecto excesivamente distinto al que luciríamos habitualmente. El maquillaje de la novia ha de transmitir frescura, a la par que naturalidad. Sería bueno comenzar a utilizar exfoliante e hidratante al menos cuatro meses antes del día de la ceremonia. Nada de hacerlo la semana antes de la boda -nunca se sabe cómo va a reaccionar la piel ante un producto- ni nada de poner el cutis en manos de alguien en quien no tengamos la absoluta confianza.

Pepe Varela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *